50 aniversario de la declaración del Conjunto Histórico Artístico olivareño como BIC

Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación de Sevilla, ha realizado, este viernes, 11 de junio, una visita a la localidad aljarafeña de Olivares, que este año celebra el 50 aniversario de la declaración de su Conjunto Histórico Artístico como Bien de Interés Cultural (BIC), figura de protección que le fue concedida en julio de 1971. Durante su visita, Villalobos ha estado acompañado por el alcalde de la localidad, Isidoro Ramos.

El municipio luce estos días un exorno especial coincidiendo con la celebración, hasta este domingo, 13 de junio, de la XVIII edición de su tradicional Mercado Barroco.  Aunque los protocolos del COVID y las medidas sanitarias han impuesto muchas restricciones, como la ausencia de los tradicionales puestos de artesanos, que no se han podido montar este año, la presente edición ha reforzado la programación cultural y de ocio para ofrecer un amplio abanico de actividades, dirigidas a todos los públicos, bajo el título ‘Barroco Cultural 2021’.

“El Mercado Barroco de Olivares es la exitosa muestra, tras casi dos décadas de trayectoria, de cómo una iniciativa emprendedora de un ayuntamiento y la visión a medio plazo de las políticas locales pueden mejorar la vida de nuestros vecinos y vecinas. Porque este certamen y todos los que emanan de la riqueza histórica de Olivares es un interesante eje dinamizador de la economía del municipio y un incentivo para el empleo. De esta forma, este aniversario que conmemoramos este año pone de manifiesto, no sólo que Olivares es la joya del Barroco de la provincia, sino que el Barroco es una fuente de riqueza para el municipio”, ha afirmado el presidente de la Diputación.

Conjunto Histórico Artístico de Olivares, Bien de Interés Cultural

El Conjunto Histórico Artístico de Olivares se centra, principalmente, en la plaza mayor de la villa, actual Plaza de España, donde convergen, a un lado, la ex Colegiata Santa María de las Nieves, hoy Iglesia Parroquial, y al otro, el Palacio del Conde Duque de Olivares, actual sede del Ayuntamiento.

La ex Colegiata (1590) guarda en su interior un conjunto de obras que recurren a todas las artes: pintura, escritura, orfebrería, bordados, música, etc. Se hace especialmente visible en cada rincón la estética propia del barroco sevillano, así como el protagonismo del que gozó este estilo artístico durante el Siglo de Oro.

Por su parte, el Palacio del Conde Duque de Olivares fue iniciado en la primera mitad del siglo XVI. Posee una fachada muy característica, adornada con cinco balcones a los que le siguen una serie de arcos sobre columnas de mármol encuadrados por alces moriscos, propio del gusto renacentista sevillano.

La puerta del palacio, de mármol italiano y encuadrada por columnas, dan acceso al patio central del Ayuntamiento. Nos encontramos con el patio más bello de todo el conjunto: de planta cuadrada, con galerías en todos sus frentes y una serie de arcos de perfil semicircular. Estos arcos se apoyan en columnas de mármol blanco, de importación genovesa, tan usada en Sevilla en la época.

Desde el Ayuntamiento se han llevado diversas actuaciones de mejora y conservación en los últimos años, tanto de la propia Plaza de España y calles aledañas, como en el propio edificio de la Iglesia excolegial Santa María de las Nieves y el propio Palacio del Conde-Duque de Olivares.

Por otra parte, la Diputación de Sevilla aprobó, por unanimidad, en el pleno del pasado 27 de mayo, un protocolo que articula la colaboración de la institución en la conmemoración de los 50 años de la declaración de este Conjunto Histórico Artístico como BIC.

Fuenhte. Diputación de Sevilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *