Las obras aumentará la seguridad en la principal vía de comunicación interna entre las tres localidades y es transitada diariamente por más de siete mil vehículos.

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha dado el visto bueno para la mejora de la carretera A-8063 que conecta las localidades de Tomares con Bormujos y Nueva Sevilla. Estas obras tienen como principal objetivo aumentar la seguridad vial de los ciudadanos con la incorporación de arcenes, iluminación y una vía ciclopeatonal.

Las mejoras se implantarán en un tramo de 1,2 kilómetros y supondrán un coste total de 1,6 millones de euros, gasto que recibirá el apoyo de los fondos europeos FEDER. Los trabajos tendrán una duración de 12 meses una vez sean adjudicados.

Cabe recordar que por esta vía circulan diariamente un total de 7.300 vehículos y que a pie de vía se encuentran numerosas urbanizaciones, sin ninguna acera, vía ciclista e iluminación lo cual siempre ha perjudicado al nivel de seguridad de la zona. La mejora del tramo ampliará el ancho de la calzada en siete metros, más unos arcenes que oscilarán entre medio metro y un metro de anchura según la zonas y la construcción de un carril bici de 2,5 metros de amplitud. Este último, estará construido unos centímetros por encima del nivel de la calzada para disponer de una mayor diferenciación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *