La Hermandad del Rosario de Benacazón ha hecho pública la recuperación de los restos de su antigua titular, quemados en un incendio provocado por un cortocircuito en septiembre de 1939. Documentos de la Hermandad afirman que en el año 1688 la Virgen del Rosario ya tenía devoción en Benacazón, lo que la identificarían como anterior a la mayoría de las imágenes marianas que se conservan en el municipio.

El hallazgo ha sido posible gracias a las labores de restauración acometidas por Ana Álvarez y Manuel Luque sobre el retablo de San José de la Iglesia de Santa María de las Nieves de esta localidad, donde estaban emparedados. Tras el descubrimiento el pasado 13 de abril, la Junta de Gobierno en Cabildo de Oficiales decidió por unanimidad retirar los restos de la talla con permiso del párroco.

En su página oficial de redes sociales, la Hermandad cuenta que “nos pusimos en contacto con el albañil encargado en depositarla donde popularmente se venía diciendo que se encontraba desde hace aproximadamente 45 años, cuando se cambió la ubicación del altar de San José. Después, con otras personas que la habían visto, aprovechando unas obras en el suelo de la parroquia, hace aproximadamente 21 años”.

A continuación, la hermandad procedió a hacer unas perforaciones e insertar un endoscopio para encontrar el lugar exacto donde se hallaba la talla. Finalmente, el pasado miércoles 21 de abril, varios miembros de la Junta de Gobierno llevaron a cabo la recuperación de la antigua imagen para intervenirla y custodiarla con los criterios de conservación actuales más adecuados para la talla.

Fuente. Ayuntamiento de Benacazón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *