Se construirá una vía ciclista, acerados y pasos de peatones sobreelavados que mejorarán la seguridad vial en esta vía y reducirán la siniestralidad

El alcalde accidental, Juan Luis Núñez y el concejal de Movilidad, José María Calado, junto a la consejera de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda de la Junta de Andalucía, Marifrán Carazo, su delegada en Sevilla, Susana Cayuelas, y el alcalde de Villanueva, Martín Torres, han estado presentes en el inicio de las obras de construcción de una vía ciclista, pasos de peatones y acerado para mejorar la seguridad vial de la carretera entre Espartinas y Villanueva del Ariscal (A-8075).

El alcalde accidental ha agradecido a la Junta de Andalucía esta obra tan necesaria para reducir la siniestralidad en la zona, al tiempo que ha destacado el clima de colaboración entre el Ayuntamiento de Espartinas y todas las distintas administraciones, como en el caso de la salida a la A49 con el Ministerio de Transportes; la Junta de Andalucía, con la adecuación a la A8075 y la Diputación de Sevilla para la construcción del carril bici Gines-Espartinas.

La carretera A-8075 entre Espartinas y Villanueva presentaba como principales problemáticas la ausencia de acerado y pasos de peatones. Salvo en zonas puntuales, la barrera de seguridad impide que los peatones crucen la carretera. Asimismo, pese a ser una vía frecuentada por ciclistas, no dispone ni de carril propio ni arcén que permita los adelantamientos seguros, lo que obliga a los coches a frenar bruscamente y circular a velocidad reducida.

Las obras de seguridad vial consistirán en la construcción de un acerado mínimo de 1,5 metros de anchura en el margen derecho y un carril bici de 2,7 metros de doble carril en el margen izquierdo, que se diseñará de tal manera que se pueda enlazar con la red ciclista ya existente en la A-8076. El carril bici, además, respetará un apeadero y una zona de marquesina instalada en el punto kilómetro 0,5 de la carretera A-8075, y se adaptará a los diferentes accesos a las fincas que hay a lo largo de este recorrido.

También se habilitarán pasos de peatones sobreelevados para facilitar el cruce de viandantes de las urbanizaciones y se limitará la velocidad en la carretera a los 50 kilómetros por hora. Por último, se sustituirá la barrera metálica de seguridad actual por otra barandilla tipo urbana para asegurar que los peatones y ciclistas sólo crucen por los puntos habilitados para ello. Además, la carretera, que se mantendrá de dos carriles de tres metros de ancho cada uno, contarán con arcenes de medio metro.

Con todo ello, se quiere reducir el índice de siniestralidad de la carretera, independizar la circulación de los ciclistas del resto de vehículos, permitir a los peatones acceder al núcleo urbano por un acerado con las dimensiones mínimas exigidas y propiciar que las personas con movilidad reducida puedan transitar de forma independiente.

Se trata de una obra que ejecutará la Junta de Andalucía y supondrá una inversión de más de 1,5 millones de euros para la reforma integral de esta carretera y reducir la elevada siniestralidad que sufría esta carretera del Aljarafe sevillano. Tiene un tiempo previsto de obra de cinco meses.

Fuente. Ayto Espartinas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *