La pieza ha aparecido durante la realización de unas obras de mejora del conocido como “Camino del Pilar Ancho”, cerca del conjunto histórico de Carmona, que el Ayuntamiento está ejecutando a través del Programa de Fomento del Empleo Agrario.

Según el Servicio municipal de Arqueología, se trata de un ejemplo de coroplastia romana; es decir, de figurilla moldeada de barro que son frecuentes en los contextos romanos de los siglos I y II, con representaciones toscas, hechas a molde y con rasgos anatómicos sin ningún tipo de ornamento.

De este tipo de figuras hay un amplio repertorio de imágenes, más o menos estandarizadas. En el caso de la figura hallada en Carmona, se trata de una muestra relativamente frecuente en época romana que representa a una persona de corta edad y, en apariencia, de sexo femenino debido a la ausencia de genitales claramente masculinos.

Juguete, exvoto o culto doméstico a los dioses

Estas imágenes suelen vincularse al ámbito doméstico, por lo que la investigación arqueológica e histórica señala tres interpretaciones posibles sobre su funcionalidad en época romana.

La primera de las opciones es que esta figura fuera un juguete, basándose también en la propia tradición etnográfica puesto que los muñecos de barro se han fabricado hasta hace pocos años para el juego de niños.

Otra interpretación es que la pieza encontrada esté vinculada a la esfera de lo religioso y, en concreto, a los cultos domésticos, muy extendidos en todo el imperio romano y con prácticas funerarias, puesto que en ocasiones también aparecen figuras similares junto a las tumbas.

Por último, también puede interpretarse como un exvoto; es decir, como ofrenda que se hace a los dioses en agradecimiento por alguna gracia concedida o para intentar obtener su favor.

Fuente. Ayto Carmona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *