En las últimas semanas, los vecinos de Mairena del Aljarafe han sido testigos de una estampa nada usual hasta la fecha. El parque de Porzuna, uno de los más extensos de la provincia y pulmón verde de la ciudad, ha sido el centro de mira porque un rebaño de ovejas está siendo el encargado de limpiarlo toda la maleza que encuentre a su paso.

Esto se debe al acuerdo entre el Ayuntamiento de Mairena y un pastor de la comarca, que propuso que sus ovejas pudiesen pastar por allí a cambio de dejar inmaculado el parque. Una manera ecológica, donde ambas partes ganan. El Ayuntamiento mantiene pulcro este espacio a cambio de que las ovejas de este señor puedan alimentarse gracias a los pastos que encuentran por la zona.

Los curiosos que pasen por la zona tendrán la oportunidad de plasmar esta estampa insólita, pero sin acceder a su interior porque el parque permanece cerrado como medida de seguridad a raíz de la crisis sanitaria de la COVID-19. Así que lo podrán apreciar desde sus alrededores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *