Tomares ha sido el primer municipio de la provincia en finalizar los trabajos que han consistido en limpiar los naranjos que adornan las calles tomareñas para evitar que las naranjas se caigan al suelo y se pudran, y aprovechar el fruto recogido para darle un nuevo uso

Tomares destinará el fruto recogido durante su Campaña anual de recogida de naranja amarga a la producción de aceites esenciales. Tomares, que ha finalizado ya los trabajos de la Campaña de Recogida de Naranja Amarga, se ha convertido en el primer municipio de la provincia de Sevilla en terminar estas labores.

La campaña, que se realiza con carácter anual en todo el municipio, tiene como objetivos limpiar los naranjos que adornan las calles tomareñas para evitar que las naranjas se pudran y caigan al suelo,  mejorar la estética de los árboles para que éstos presenten un aspecto más cuidado, y aprovechar el fruto recogido para darle un nuevo uso, naranjas  que, en esta ocasión, se destinarán a la producción de aceites esenciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *