Oficialmente, los escolares no volverán a clases lo que queda de este curso. En cuanto a cómo será el curso del año que viene todavía hay muchas incógnitas sin resolver. Actualmente, el Gobierno se plantea tres escenarios diferentes. Que los niños puedan volver al cole como en la anterior normalidad, que deban hacerlo con una serie de medidas de distanciamiento social y demás protocolos sanitarios, o que no puedan y el curso comience on line.

Si hay una cosa clara, es que serán necesarios más recursos porque los colegios no podrán ser como hasta el momento, y algunos centros tendrán que someterse a obras.

Una de las opciones que se barajan sobre la mesa es la de rebajar a la mitad el número de alumnos por clase, lo que implicaría doblar turnos. Otra opción podría ser que hubiera clases mañana y tarde, pero esto significaría doblar el número de profesores e invertir más dinero. También se ha pensado en que los escolares fueran días alternos, y el día que se quedaran en casa, siguieran la docencia desde la modalidad on line. Sin embargo, esto implicaría que todos dispusieran de portátiles ya que este peso ha recaído principalmente en manos de asociaciones y centros, y no hay que olvidarse de que la brecha tecnológica todavía perdura.

En lo que se coincide es que los niños deben de volver a la escuela, ya que otro confinamiento sería perjudicial para los alumnos que necesitan socializar unos con otros y seguir una enseñanza adecuada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *