La Junta de Andalucía ha reanudado las obras de la rehabilitación de las 30 VPO de la Plaza de la Cepa que comenzaron el pasado 22 de enero. La crisis sanitaria de la pandemia a causa de la COVID-19 paralizaron todas las actividades debido a los protocolos de seguridad exigidos por las autoridades sanitarias.

La rehabilitación cuenta con un presupuesto cercano al medio millón de euros para solucionar los problemas que presentan las casas afectadas. Entre los fallos se encuentran las cornisas en peligro de desprendimiento, humedades, pérdidas constantes de suministro eléctrico e incluso formación de balsas de agua en épocas de lluvias. Con esta inversión, el edificio con 30 VPO de La Cepa se pondrá al mismo nivel que el resto de Tomares.

Por último, se contempla la instalación de sensores de temperatura que permitirán evaluar el éxito en la reducción de emisiones y de consumo de acuerdo con los parámetros exigidos por el programa operativo FEDER.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *