Se podrá permanecer un máximo de cuatro horas en la playa, además se establecerán una serie de arenales marcados para que se cumpla el distanciamiento social.

Todavía faltan unos días para que las playas de Andalucía puedan abrirse de nuevo al baño, ya que el Gobierno ha adelantado el levantamiento de esta restricción a la fase 2 de la desescalada, aunque los malagueños y granadinos deberán esperar al menos una semana más para pasar a la siguiente fase. A pocos días de la apertura de las playas, la Junta recomienda una serie de medidas para que los municipios costeros vayan preparándose y puedan cumplir con las normas pertinentes, como es el caso de establecer una distribución espacial que garantice las distancias de seguridad de al menos dos metros entre los grupos de personas así como sus objetos personales, que deberán permanecer dentro del perímetro.

También se ha hablado de establecer un horario de apertura y cierre de las playas, para que, tras su cierre, puedan realizarse labores de limpieza y desinfección.

En el caso de que la playa posea aforo completo, los ayuntamientos deberán habilitar un espacio de espera en el que se puedan guardar las distancias de seguridad. Asimismo, la Junta también ha sugerido que se prohíba el uso de útiles flotantes, y que las hamacas no disponga de ningún tipo de esponjas, al mismo tiempo que deben limpiarse adecuadamente entre cada uso.

El Gobierno andaluz, asimismo, rechaza el uso de las duchas y la apertura de los vestuarios. Todas estas medidas deberán cumplirse por lo que la Junta pide también que exista responsabilidad ciudadana, ya que se trata de un problema social que atañe a todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *