El condenado se encontraba amenazando y golpeando a una pareja cuando llegaron los agentes

Según ha informado la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), el Juzgado de lo Penal número 11 de Sevilla ha condenado al acusado por un delito de atentado a la autoridad. Además, también ha sido acusado con un delito de lesiones con la agravante de reincidencia.

Se trata de un hechos que ocurrieron el 13 de enero sobre las 1:55 horas. El procesado se encontraba en el interior de un establecimiento de hostelería de Bormujos. Asimismo, comenzó a increpar a otro cliente al que “incitó” salir del local. Entre otras palabras “lo amenazaba con que lo iba a matar”. A continuación, intentó agredir a esa persona y “se interpuso la pareja” a la cual “golpeó” y tiró al suelo.

Más tarde llegó una patrulla de la Guardia Civil y otra de la Policía Local. El hombre, con “evidente desprecio del principio de autoridad arremetió contra uno de los guardias”. Tras ello, lo hirió en el torso y en el hombro derecho.

Finalmente, el juez lo ha condenado a un año y cinco meses de cárcel y a indemnizar al agente con 26.000 euros.

Un patrullero de la Guardia Civil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *