La Delegación de Desarrollo Local del Ayuntamiento de Bormujos ha comenzado ayer con el reparto de 1.500 botellas de aluminio entre el personal municipal, para desechar los vasos de un solo uso. La medida se encuadra en la campaña Plástico Cero, con la que se pretende ir eliminando de los hábitos diarios el uso de plástico que empleamos de forma cotidiana.

Las botellas confeccionadas con el logo municipal, y en las que se podrá hacer una personalización con el nombre o dibujo para identificar a su propietario, están destinadas al alumnado de las Escuelas Municipales Deportivas también, pero en estos momentos debido a la suspensión de las clases a consecuencia de la pandemia, será necesario aplazar su entrega.

Los primeros en recibirla han sido los trabajadores del Ayuntamiento que se encuentran en su puesto de manera presencial y, poco a poco, y a medida que se incorporen el resto de empleados y los niños deportistas, se completará la entrega. El objetivo es eliminar el gran número de vasos de plástico que diariamente se tiran, de las que hace uso el personal municipal a lo largo de su jornada laboral.

La delegada de Desarrollo Local, Cyra de la Cruz Sobrino, ha destacado la importancia de que “la ciudadanía empiece a concienciarse de que existen múltiples alternativas para que, entre todos, participemos en un mundo más sostenible y el cuidado de nuestro medio ambiente. Por ello hemos querido empezar por dar ejemplo, haciendo posible que desde los diferentes edificios municipales, la ciudadanía compruebe que nos involucramos en fomentar la sostenibilidad”.

En la visita a los trabajadores municipales le han acompañado el primer teniente de alcalde y delegado de Ciudadanía Consciente,Manuel Romero; el delegado de Medio Ambiente, Jose Maria Ruiz Negro y el delegado de Turismo y Comercio, Luis Galve Pons
La distribución de estas botellas de aluminio de 30 ml es la segunda actuación dentro de esta campaña que comenzó hace varios meses con la confección de las ecobolsas. Bolsas de tela que la Delegación de Desarrollo local repartió en los negocios y tiendas de Bormujos, en total 10.000, para que los comerciantes las regalasen a sus clientes. Una actuación que resultó además participativa para el pueblo, ya que el diseño de estas bolsas resultó de un concurso público, cuya ganadora fue una joven del municipio.

Cyra de la Cruz ha mostrado su satisfacción “al comprobar que la población está haciendo uso de estas bolsas en sus compras, que se pueden llevar en cualquier lugar, porque con cada gesto que cada uno de los individuos sumamos un compromiso del municipio cada vez mayor en la conservación medioambiental”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *